Productividad frente a creatividad: Cómo obtener mejores resultados haciendo menos

Tiempo de lectura: 6 minutos

Doodle Logo

Doodle Content Team

Actualizado: 21 jun 2023

man with hands clasped

Es comprensible que las empresas sobrevivan dando prioridad a la cuenta de resultados, gestionando la productividad de los empleados y realizando sistemáticamente las tareas para optimizar y garantizar los beneficios. Sin embargo, las empresas prosperan a través de la innovación y la creatividad. Desgraciadamente, el tipo de rigor que garantiza la supervivencia de la empresa a menudo inhibe la creatividad que permite a las empresas sobresalir de verdad.

En 2017, Mark Cuban declaró que el pensamiento creativo se convertirá en la habilidad más buscada dentro de 10 años- y muchos investigadores coinciden en que Cuban está en lo cierto. Según una investigación de Peter Roberts, si dos empresas tienen los mismos beneficios en el año 1, en el año 5, la empresa innovadora se habrá adelantado y poseerá un 75-80% más de beneficios que su competidora no innovadora. El pensamiento creativo es vital para garantizar la innovación e impulsar a las empresas por delante de sus competidores.

Además, con la inminente revolución de la inteligencia artificial y el aumento de las tareas tediosas automatizadas por algoritmos, una mayor proporción de nuestras tareas diarias implicará el pensamiento creativo. Cuando la sofisticada tecnología se haga cargo de nuestras tediosas tareas, los empleados y las empresas que piensen de forma innovadora tendrán una ventaja competitiva aún mayor.

¿Por qué la productividad puede perjudicar a la creatividad?

Cualquiera que haya intentado pasar inmediatamente de la elaboración de informes analíticos a la redacción de un discurso de ventas puede explicarle por qué la productividad y la creatividad no son buenas compañeras de cama. Dicho de forma sencilla: utilizan partes diferentes del cerebro y cambiar de una a otra no es un proceso instantáneo. El pensamiento convergente (analítico o administrativo) y el pensamiento divergente (creativo) son dos caras de la misma moneda, pero pasar de uno a otro puede resultar difícil.

Por no hablar de que la creatividad parece antitética a los planteamientos empresariales habituales: hacerlo todo, con un alto nivel de calidad, en el menor tiempo posible. La creatividad es difícil de cuantificar -a menudo requiere horas de pensamiento o investigación no estructurados, sin un resultado garantizado-, por lo que a menudo se deja de lado. Pero para tener éxito de verdad, las empresas tienen que dejar de pensar en la creatividad como algo a lo que se dedicarán si tienen tiempo, y empezar a considerarla una parte esencial de sus procesos empresariales.

Cultivar la creatividad de forma productiva

Lo que da miedo de la creatividad es que requiere tiempo libre: tiempo para explorar, para comprometerse, para aprender cosas nuevas y para dejar que la mente divague. Nada de esto suena especialmente productivo y, dado que no se pueden garantizar chispazos de imaginación, intentar diseñar nuestro trabajo en torno al cultivo de la creatividad puede ser complicado. Sólo tú puedes saber lo que hará fluir la creatividad de tu equipo, pero aquí tienes algunas sugerencias:

Reserva tiempo.

El primer paso para cultivar el pensamiento creativo es convertirlo en una prioridad y reservar tiempo para ello. Aunque la mayoría de nosotros no podemos permitirnos el lujo de dedicar grandes cantidades de tiempo sin que nuestro jefe nos haga preguntas, incluso empezar a dedicar 30 minutos a la semana a aprovechar la creatividad puede surtir efecto.

Reserva tiempo por la tarde, en concreto.

Puede parecer contraintuitivo, pero los estudios sugieren que la imaginación mejora con el cansancio, así que intenta hacerlo por la tarde. Si quieres eliminar las limitaciones que el trabajo ajetreado impone a la creatividad, intenta sacar tiempo inmediatamente después de comer.

Haz descansos.

La piedra angular del pensamiento creativo es aprovechar los conocimientos y aplicarlos de forma innovadora. [Investigaciones recientes sugieren que (https://elemental.medium.com/why-your-brain-needs-idle-time-e5d90b0ef1df) el conocimiento se consolida mucho más en nuestras mentes si tomamos un descanso inmediatamente después de aprender, así que asegúrate de programar un descanso rápido después de cualquier investigación.

Haz que las reuniones y las lluvias de ideas formen parte de la cultura de tu empresa.

Al igual que ocurre con la creatividad, las reuniones y las lluvias de ideas se consideran una ventaja, más que una obligación, en las empresas. Pero salir de la oficina y permitir un pensamiento y un debate más desestructurados tiene un impacto positivo en la creatividad y, por tanto, un impacto vital en su empresa. Mostrar un enfoque descendente para cultivar la creatividad también animará a los empleados a perseguir el pensamiento creativo.

Recompense las grandes ideas.

Asegúrese de que el pensamiento creativo se recompensa y se incentiva tanto como el cumplimiento de los objetivos de ventas y de los plazos.

Artículo relacionado

SUS_Hero

Scheduling

Hojas de inscripción: Simplificar la coordinación de eventos

Escrito por Purnima Kumar

Leer el artículo
two people smiling

Scheduling

7 consejos para programar evaluaciones del rendimiento más eficaces

Escrito por Franchesca Tan

Leer el artículo
Group Planning

Scheduling

La mejor manera de programar el tiempo para trabajar en red

Escrito por Franchesca Tan

Leer el artículo

Resuelve la ecuación de planificación con Doodle